La Bella Cubana dedicado a la profesora Isabel Clavelo

La Bella Cubana dedicado a la profesora Isabel Clavelo

Etiquetas: 
sala Villena, La Bella Cubana, Alicia Valdés
  • El espacio La Bella Cubana es siempre un encuentro al cual vuelven los amigos. Foto: Rubén Ricardo Infante
    El espacio La Bella Cubana es siempre un encuentro al cual vuelven los amigos. Foto: Rubén Ricardo Infante

El espacio La Bella Cubana que tiene lugar cada mes en la sala Villena de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) escoge siempre a invitados cuya obra es reconocida en el panorama de la música cubana a través de alguna de las manifestaciones que la conforman.

De esta manera, la invitada de este sábado, la profesora de piano Isabel Clavelo, motivó la participación de muchos artistas, quienes decidieron ofrecerles regalos a la destacada pedagoga.

Muchos de los que a lo largo de su carrera fueron sus alumnos coincidieron en sus criterios en el hecho de que la profe Isabel mantiene una elevada exigencia en la técnica y el estudio de la música, al mismo tiempo que sabe ser amiga y guía espiritual de los estudiantes en su desempeño.

En sus palabras, la musicóloga Alicia Valdés, conductora del espacio se refirió a la trascendencia de la obra de la profe Clavelo, su sencillez y el aporte profesional brindado a decenas de estudiantes de la especialidad de piano.

Para una de sus alumnas, el privilegio de que Isa haya sido su profesora radica en que alumnos, amigos y compañeros de trabajo la distinguen como una persona única. “Imposible no sentir cada nota que emerge de su piano. Con el arte que esculpió en nuestras manos. Señores qué fuerza de voluntad”.

Otros alumnos y compañeros de trabajo también ofrecieron sus criterios acerca de esta persona que todos reconocen por su talento, voluntad y formas de enseñar a tocar el piano y sentir la música.

Con la realización de este espacio se cumple una de las voluntades de su creadora, la investigadora Alicia Valdés quien nos ha permitido acercarnos a importantes artistas de nuestro panorama sonoro. Qué suerte que La Bella Cubana siga siendo un motivo de encuentro en las tardes de sábado en la sala Villena de la UNEAC.